Fabada Asturiana Fácil

Print Friendly, PDF & Email

350g de fabes
1 chorizo
1 morcilla
Tocino o panceta de cerdo
Lacón
1 cebolla pequeña
1 diente de ajo
Azafrán
Agua y Sal

Para hacer una fabada asturiana todo empieza el día anterior, comenzar poniendos las fabes en una olla con bastante agua fría y dejar en remojo durante toda una noche.

Al día siguiente quitar el agua y poner en una cacerola con agua fría que las cubra unos 2 dedos por encima.
Poner la cacerola al fuego y cuando empiecen a hervir bajar el fuego al mínimo. Ir quitando la espuma que se va formando en la superficie con un cucharón o espumadera.

Una vez retirada toda la espuma, añadir un diente de ajo y una cebolla, enteros y pelados (estos los tiraremos al final), y también el lacón, tocino, y el chorizo y la morcilla, a los que les habremos pinchado unos pocos agujeros muy pequeños en la piel para evitar que revienten.

Lo único que hay que hacer ahora es tapar la olla y de vez en cuando ir a removerla. para eso agarrar las dos asas de la olla y moverla haciendo círculos.

De vez en cuando al ver que el caldo esta hirviendo más fuertemente echar medio vaso de agua fría a la olla para parar la cocción y que empiece de nuevo. A esto se le llama asustar las fabes. Hacer unas 3 veces en total durante la preparación para evitar que se les abra la piel.

Después de una hora tostar el azafrán envolviéndolo en un trocito de papel de aluminio sobre una sartén caliente. Luego añadir al caldo (sin papel de aluminio).

En total tardará unas 2 horas y media o 3 horas y mejoran después de otra media hora de reposo. Cerca del final añadir sal al gusto con cuidado de no pasarnos ya que la carne ya le aporta bastante sabor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.