Garrapiñada de sésamo

Print Friendly, PDF & Email

4 cucharadas de agua filtrada o mineral.
2 cucharadas de azúcar.
2 cucharadas de semillas de sésamo tostado.

En una sartén poner el agua y el azúcar. Remover hasta que se diluya el azúcar y añadir las semillas de sésamo. Remover para que queden las semillas impregnadas.
Enseguida comenzará a hervir el agua y, por lo tanto a reducirse. Remover de vez en cuando para que las semillas estén siempre impregnadas del almíbar.
En apenas un par de minutos se podrá observar que por alguna zona empieza a aparecer caramelo con su característico color. En este momento hay que estar atentos para que si se concentra en un lateral el caramelo, mientras en el otro no se produce, saquemos un poco la sartén del fuego por el lado donde está el caramelo, para que no se queme.
Cuando se observa que hay caramelo por casi todos lados, se aparta la sartén del fuego y se remueve todo para que quede todo homogéneo.
Rápidamente, colocar la masa de sésamo caramelizado sobre un papel vegetal y estenderlo con una espátula.
Doblar el papel vegetal sobre las masa de semillas y presionar con una superficie amplia y plana (por ejemplo, la base de una olla grande). Cuanto más se apriete antes de que se enfríe, más fina quedará la capa del garrapiñado.
Dejar enfriar y, antes de que quede completamente frío, cortar en barritas.

visto en: vegetal y tal

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.