Leche Frita

Leche Frita

Print Friendly, PDF & Email

1 litro de leche.
50 gramos de fécula de maíz (maicena).
50 gramos de harina de trigo.
100 gramos de azúcar.
La piel de un limón.
Un palito de canela.
2 huevos para rebozar.
Harina para rebozar.
Aceite de oliva para freír.
Azúcar y canela (opcional) para espolvorear.

 

Reservar un poco de leche, un vaso escaso, para diluir en ellas las harinas.

Poner a cocer el resto de la leche con la piel de limón y el palito de canela.

Poner en un bowl la harina, la maicena y el azúcar. Añadir la leche que hemos reservado. Mezclar bien hasta que la maicena se disuelva completamente y no tenga grumos.

Cuando la leche comience a hervir eliminar las pieles de limón y el palito de canela (si resulta más cómodo para eliminarlos se puede colar la leche a otra cacerola) y añadir el contenido del bowl.

Bajar el fuego.

Remover constantemente con unas varillas o una cuchara de madera mientras se va espesando la crema. Deberá cocer unos 20 minutos para que quede con la textura adecuada y la harina no sepa a crudo.

Volcar la masa en una fuente amplia, de modo que que quede una capa fina, como de un dedo de grueso más o menos.

Para evitar que la masa se pegue previamente habremos untado la fuente (fondo y paredes) con una gotita de aceite. El aceite se reparte muy bien con un pincel de silicona o un pedacito de papel de cocina. Es conveniente tener untada la fuente antes de retirar la crema del fuego (por ejemplo mientras se calienta la leche). La crema espesa muy rápido al quitarla del fuego y si esperamos a untar la fuente en ese momento costará extenderla y alisarla.

Tapar la crema y dejar en la heladera hasta que solidifique. Necesitará al menos un par de horas.

 

Batir los dos huevos como para tortilla.

Poner un plato con harina.

Sacar la crema de la heladera. Después del reposo estará dura y manejable.

Con ayuda de un cuchillo cortarla en porciones del tamaño deseado.

Pasar los trozos de masa por harina, sacudirlos para eliminar el exceso y pasarlos a continuación por el huevo batido.

Cuando el aceite esté caliente ponerlos por tandas en la sartén y freírlos hasta que estén dorados por los dos lados. Necesitan muy poco rato, lo justo para dorarse, ya que el interior ya está cocido.

Al sacar la leche frita de la sartén ponerla en un plato con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

En una tacita o bowl pequeño mezclar un par de cucharadas de azúcar con un poco de canela. La canela es opcional.
Pasar los trozos de leche frita a un plato de servir y espolvorear con la mezcla de azúcar y canela.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.