Ñoquis bomba de rúcula

Print Friendly, PDF & Email

1 l de agua
600 g de harina
120 g de manteca
3 huevos
1 atado de rúcula

Ragoût de hongos
200 g de hongos Portobello
50 g de hongos secos
1 cebolla
1 puerro
2 latas de puré de tomate
1 taza de vino tinto

Crema
1 taza de queso crema
Jugo de ½ limón y ralladura
1 cuch. de jengibre rallado
Sal
Pimienta negra

Procesar las hojas de rúcula previamente lavadas con ½ taza de agua caliente.
Calentar el agua hasta que rompa el hervor y apagar el fuego. Salpimentar. Agregar la manteca en cubos, la rúcula y la harina en un solo movimiento. Trabajar con cuchara de madera por 2 minutos. Con la preparación en caliente, agregar los huevos de a uno. Revolver hasta que la preparación se separe de los bordes de la cacerola. Retirar, dejar entibiar y colocar la mezcla en una manga.

Calentar agua en una cacerola y, cuando rompa el hervor, mantener a fuego bajo. Presionar la manga sobre ésta y cortar la masa en trozos no muy grandes con la ayuda de un cuchillo. Cocinar hasta que suban a la superficie y retirar con una espumadera.

Para el Ragoût de hongos
saltear la cebolla y el puerro picados en una sartén con unas gotas de aceite de oliva. Agregar los hongos cortados en cuartos e incorporar el vino tinto. Dejar reducir durante unos minutos e incorporar el puré de tomate, los hongos previamente hidratados y picados, la sal y la pimienta negra recién molida.

Para la Crema
Mezclar el queso con la ralladura y el jugo de limón. Agregar el jengibre, la sal y la pimienta.

Servir los ñoquis con el ragoût de hongos y una cucharada de crema ácida, y decorar con láminas finas de cebolla de verdeo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.