Gari, Pickle de jengibre

Print Friendly, PDF & Email

1/2 jengibre fresco
1/2 taza de vinagre de arroz
1 taza de agua
2 cucharadas de azúcar
1 cucharadita de sal
una gota de colorante rojo o rosado (opcional)

Pelar el jengibre utilizando una cucharita. Raspando con mucho cuidado, la piel sale sin problemas.
Cortar el jengibre en láminas a lo largo, lo más finas posibles. Si cuentan con una mandolina, tal vez les resulte útil, o si tienen un muy bien pelapapas.
Colocar las láminas de jengibre en un bowl y rociar la sal por encima. Frotar un poco las láminas para que todas tengan sal y dejarlas reposando durante 30 a 40 minutos. Esto hará que comiencen a largar líquidos y se ablanden un poco.

Colocar en una cacerola pequeña una taza de agua, el vinagre y azucar y llevar a hervor. Bajar el fuego a mínimo, colocar las láminas de jengibre y blanquearlas durante 1 minuto. Si las dejan más tiempo quedarán más suaves, manejen eso a su gusto.
Dejar templar
Poner las láminas de jengibre con el líquido en un frasco esterilizado. Colocar la tapa del frasco, cerrándolo bien. Dejar el frasco en la heladera durante una semana. Se puede comer antes si quieren, pero queda mejor pasado ese tiempo. Si utilizaron el colorante, recomiendo mover un poco el frasco cada tanto por si decanta y se acumula el colorante en el fondo.
Una vez listar, se puede mantener en la heladera alrededor de un mes dentro del frasco con el vinagre.

Para presentarlo, tomar las láminas del jengibre y acomodarlas formando una rosa, o simplemente hacer una montañita.

la receta es de La Gastronomie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.